Home Staging Gratis

Home Staging Gratis para Torpes

Etiquetas:

Categoría: Blog inmobiliario

Home Staging es un concepto relativamente nuevo (al menos en España), que engloba un conjunto de técnicas para mejorar la “puesta en escena” de un inmueble antes de anunciarlo en venta o alquiler.

Cada vez hay menos carteles de “se vende” o “se alquila” en los inmuebles disponibles, la mayoría de los compradores buscan en Internet, por eso los vendedores se anuncian en los portales inmobiliarios.


Lo que más llama la atención a posibles compradores además del precio, la zona y las caracteristicas de un inmueble son sin duda las fotos, antes de hacer unas buenas fotografías inmobiliarias, hay que preparar las escenas con sentido común.

A continuación las cosas a tener en cuenta antes de sacar la cámara de su funda:

Lo más importante de una fotografía es la luz, normalmente cuanta más mejor, por eso debes encender todas las lamparas. Si hay muchos puntos de luz desde muchos ángulos diferentes puedes usar el flash y las fotos quedarán genial pero si fotografías una habitación con las luces apagadas usando el flash de la cámara el resultado no te va a gustar, o mejor dicho no le va a gustar a los posibles compradores.

Tienes que tener en cuenta que los pequeños detalles de tu casa a ti, habituado a vivir en ella, te pasaran desapercibidos pero los clientes se fijarán en todo. Como norma general tienes que pensar que las fotos no te tienen que gustar a ti sino a los posibles compradores.

Hablando sobre la luz, conviene que esta sea homogénea, por eso hay que tener cuidado con las ventanas, lo ideal es que las persianas estén abiertas, pero si entra el sol directamente puede arruinarte la foto debido a la gran diferencia entre la luz de fuera y la de dentro, para evitar este problema puedes hacer las fotos a la “hora azul“, es decir a primera hora de la mañana o última de la tarde, o también puedes usar potentes focos dentro de la casa, para compensar la diferencia y homogeneizar la luz. Si no tienes focos y no quieres volver más tarde para hacer unas buenas fotos, quizá no estás muy interesado en vender tu casa pero almenos podrías dejar las persianas por la mitad, para evitar en parte el desagradable efecto contraluz.

En una foto de una habitación debería verse la mayor parte de la habitación, especialmente los elementos más valiosos como la ventana o el aire acondicionado o ese mueble tan chulo que te ha costado una pasta y lo dejas incluido en el precio de venta, pero para fotografiar estancias pequeñas necesitas una cámara con un “gran angular” generoso (entre 20 y 25 mm), no estamos hablando de una cámara cara ni buena, aunque también, pero lo más importante es que sea simplemente apropiada, también hay trucos para unir varias fotos y conseguir un “efecto panorámico“.

Si el salón de tu casa tiene una chimenea procura mostarla encendida y si tiene una pantalla de televisión enorme enciéndela también, si tienes netflix o cualquier sistema de televisión a la carta deja que se vea, es un signo de modernidad.

El valor de una cocina se mide por la cantidad de encimera útil y despejada que tiene, si muestras tu cocina llena de “trastos” te estarás echando tierra encima, al respecto creo que no hace falta decir que no debes fotografiar el fregadero lleno de platos sucios.

Algo parecido ocurre con la terraza, si la tienes despejada la podrás vender como terraza, si la tienes llena de trastos, los clientes verán un trastero-terraza y si la tienes llena de ropa tendida no sólo no te favorece para la venta sino que tus verguenzas quedarán al descubierto a través de tu ropa interior.

En algunas casas hay una habitación extra que se usa como salita, como cuarto de la plancha, como gimnasio y para dejar ahí tirado todo lo que no sabes donde meter, si no la despejas será vista como un trastero, y por si no lo sabes, salvo excepciones, el precio del metro cuadrado de trastero es inferior al de vivienda.

El baño suele ser una de las estancias más dificiles de fotografiar por ser la habitación más pequeña, si tienes una cámara apropiada con gran angular será mucho más fácil, pero no te olvides de recoger los trapos sucios, colgar tus mejores toallas en el toallero y bajar la tapa del vater antes de hacer las fotos.

A estas alturas no debería ser necesario recordar que los dormitorios se fotografían con las camas hechas y si puede ser utiliza ropa de cama con colores claros, lisos y neutros que combinen con el resto de la estancia.

Si tienes un perchero en el recibidor asegurate de mostrarlo despejado y útil y no saturado de ropa de fuera de temporada.

Normalmente los cuadros familiares y las cosas personales no se deben mostrar, pero esto es más bien una norma de privacidad familiar que de home staging gratis.

Evita cualquier referencia a política, deportes o religión ya que si el comprador es simpatizante de un símbolo contrario al tuyo quizá le “escuezan” los ojos al ver las fotos de tu casa, hay gente muy fanática para estas cosas y es mejor no provocarles.

Las mascotas son adorables pero si las tienes no deberían aparecer en las fotos, ni tampoco sus juguetes ni efectos personales.

Si tienes niños pequeños, ya sabrás que ellos dejan sus juguetes por toda la casa, a todas horas, pero en algunos casos no conviene mostrar este desorden, tú decides.

Si haces las fotos en Navidad o Halloween y tienes la casa decorada para la ocasión, es posible que te arrepientas de haber publicado esas fotos cuando estemos en Carnavales o Semana Santa y aún no la hayas vendido.

Si tienes un bonito jardín, con el cesped recién cortado y ninguna hoja seca en el suelo lucirá mejor que si lo fotografías en plan salvaje o selvático.

Si la fachada de tu casa o de tu edificio es bonita o algo en los alrededores tiene un interés o atractivo especial no te olvides de incluirlo en la sesión fotográfica.

Antes de hacer las fotos tómate tu tiempo para preparar tu casa, puedes imaginar que tienes unos suegros tiquismiquis que vienen a visitarte, si eso te ayuda.

Antes de cada visita procura mantener el orden sin olvidarte de encender las luces, airear las estancias, cuidar la limpieza y opcionalmente puedes usar algún ambientador, algunos profesionales inmobiliarios recomiendan hornear galletas o pan y hacer café justo antes de las visitas, porque producen olores muy agradables que invitan a quedarse a vivir, es decir a comprar.

Si sigues todas estas recomendaciones y, otras que se te ocurran a ti, mientras que las otras casas de tu barrio en venta no lo hacen tú tendrás una diferencia a tu favor que se traducirá en una de dos posibilidades: o venderás antes o evitarás tener que bajar el precio.

Si eres un vago y no quieres currarte la puesta en escena de tu casa en venta, o la agencia inmobiliaria que has contratado lo es, tú mismo comprobarás que los plazos de venta se alargan indefinidamente, las casas de tus vecinos se venden y la tuya no.

Si observas las fotos publicadas de tu casa en venta y está llena de errores u horrores, ya puedes comenzar a sospechar pero la prueba definitiva es cuando cada conversación con tu agente inmobiliario termina con una sugerencia para bajar el precio de venta, tú mismo.


Sobre el Autor

Andy García

Consultor inmobiliario en @inmokia, conferenciante, docente y consultor de marketing digital en @Andy21, fundador y presidente de @ActitudSocial

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.